Un delicioso Raffaello puede transportarnos a un paraíso tropical desde la primera mordida. Mientras que los anuncios de televisión atraen a los turistas con playas de agua cristalina y playas de arena de color blanco inmaculado, nuestra maravillosa tarta te trae el Caribe hasta tu cocina con la ayuda de unos Raffaellos.

Vas a necesitar:

Para el bizcocho:

7 claras de huevo
1 pizca de sal
125 g de azúcar en polvo
100 g de almendras molidas
100 g de harina
120 g de mantequilla derretida

Para el relleno:

390 g de chocolate blanco
240 ml de leche de coco
120 ml de crema (nata)
5 hojas de gelatina ablandada
1 cucharada de jugo de limón
300 g de yogur natural

Y además:

100 g de crema batida (nata montada)
Coco rallado
6 chocolates Raffaello

Se hace así:

1. Bate las claras de huevo con una batidora eléctrica a máxima potencia hasta que alcancen el punto de nieve. Agrega el azúcar en polvo poco a poco mientras sigues batiendo. Después, con la ayuda de una espátula, integra las almendras, la harina y la mantequilla hasta obtener una masa suave.
2. Reparte la masa en dos bandejas medianas para hornear. Alisa la superficie de la masa y mete las bandejas al horno durante 15 minutos a 175 ºC.
3. Coloca un plato mediano sobre el bizcocho (que debe estar frío) y recorta tres círculos. Para el cuarto círculo, usa un plato un poco más grande.
4. Para preparar el relleno, pica el chocolate en trozos pequeños. Calienta la leche de coco y la crema y agrega el chocolate mientras remueves la mezcla. Después agrega la gelatina y el jugo de limón y continúa removiendo hasta que la gelatina se disuelva. Retira la olla del fuego, añade el yogur y refrigera la mezcla.
5. Coloca el círculo más grande de bizcocho sobre una bandeja redonda para postres. Reparte uniformemente un cuarto del relleno en la parte superior. Después coloca los círculos más pequeños encima, cada uno con su respectiva capa de relleno.
6. Por último, cubre la parte superior con una buena capa de crema batida y rocía el coco rallado en toda la superficie del pastel, incluida la parte lateral. Coloca seis chocolates Rafaello de forma equidistante encima de la tarta para darle el toque final.

Si cierras los ojos mientras disfrutas de este exquisito pastel, sentirás una leve brisa tropical en tus mejillas y alcanzarás a escuchar el sonido de las olas azotando en la playa. Después de terminar tu tarta, lo mejor será seguir con los ojos cerrados para disfrutar la atmósfera del Caribe hasta que el sabor a coco perdure en tu paladar.

Link del artículo:

source

(52524)

FOODporn.pl Tarta de Raffaello: un pastel de coco tan rico como el famoso chocolate

About The Author
-