Tarta de limón y queso – Cheesecake de limón.

Fresca, cremosa y con el toque especial que le dan los arándanos.

El limón juega un papel fundamental en esta tarta de queso.
Una típica cheesecake fresca fresca.

El postre ideal de primavera y verano, el final perfecto y refrescante de una larga comida.

Esta tarta de limón y queso la hago con gelatina, en realidad podría hacer mil y una combinaciones de sabores con la misma receta.

Fresas trituradas, frambuesas, naranja, piña, etc., todas quedarían bien.
Es una técnica maravillosa y útil. Una vez que aprendas y domines la gelatina ninguna cheesecake se te resistirá.

Decidí poner arándanos congelados porque además de quedar bonitos hacen una combinación de sabor perfecta con el limón.
Lo mejor de todo es cuando se descongelan, quedan muy blanditos, la textura perfecta para combinar con esta tarta tan cremosa.

Ahora te diré un truco para que te salga una cheesecake perfecta e irresistible.

La nata tiene que estar montada fuerte, con consistencia.
Utiliza nata con un 35% de materia grasa.
Para que te quede bien montada mete en el congelador el envase de la nata y el bol que vayas a utilizar, puedes meter también las varillas de la batidora, si son desmontables.
5 minutos es suficiente, no la tengas mucho tiempo o la nata se congelará.
La intención es que esté muy fría en el momento de batir. El resultado mejora considerablemente.

Aquí te dejo el enlace al blog

¿Qué opinas de mi tarta de limón y queso?.

Quiero saber cómo te ha salido.
Cuéntamelo en los comentarios.

¿Alguna duda sobre la receta?.

Pregúntame eso que tanto te atormenta.

Gracias por leer hasta aquí, ya de paso te quiero pedir algo.
Suscríbete a mi canal, me hace mucha ilusión y me motiva para seguir subiendo vídeos.

También en:

Facebook:

source

(51)

FOODporn.pl Tarta de Limón y Queso sin Horno – Cheesecake de Limón

About The Author
-